TRATAMIENTO MENOPAUSIA

ALIMENTACION

Alimentos ricos en fitoestrógenos.

  • Como la soja y sus derivados (miso, tofu, etc.). La soja, además, es rica en calcio y altamente proteica.

Las verduras y frutas frescas.

  • Imprescindibles para una buena salud por su contenido en vitaminas, minerales y fibra. Son especialmente recomendables los cítricos, las fresas, el melón y el tomate por su aporte de vitamina C. Las verduras verdes como el brécol, el guisante y las crucíferas son recomendables por su aporte de calcio. Y las frutas y verduras amarillas (especialmente la calabaza, la zanahoria y el melocotón) son ricas en vitamina A por lo que ayudan a mantener en buen estado las mucosas y previenen el cáncer.

Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3

  • Especialmente los pescados azules y los aceites elaborados con ellos así como los de onagra, colza, soja y germen de trigo, algunas verduras (espinacas, repollo, lechuga y brécol) y frutos secos (especialmente las nueces).

Alimentos ricos en calcio:

  • Semillas de sésamo, frutos secos, nabos, brécol, leche y productos lácteos. Eso sí, tome los lácteos semidesnatados o desnatados. Basta un vaso de leche desnatada, dos yogures descremados o 35-40 gramos de queso al día.

Los alimentos proteicos.

  • Los pescados (especialmente los azules), las carnes magras y el pollo son los alimentos de elección como fuente de las necesarias proteínas. La carne debe tomarse sin grasa y se debe quitar la piel del pollo. Por supuesto, las carnes muy curadas y los ahumados deben evitarse no sólo por su contenido en grasas sino porque el proceso de preparación aumenta sus riesgos generales.

Los cereales.

  • Además de una fuente fundamental de nutrientes son ricos en fibra por lo que deben ser parte fundamental de cualquier dieta y mucho más durante la menopausia.

Alimentos a evitar

  • Los alimentos grasos y los refinados. Aumentan el nivel de colesterol y de triglicéridos.
  • Los dulces. El azúcar es azúcar, venga de donde venga. Se deben suprimir para evitar el sobrepeso ya que constituyen una fuente de calorías de utilización inmediata que el organismo transforma en colesterol.
  • La sal. Su exceso aumenta la retención de líquidos, ya de por sí acrecentada con la menopausia por lo que su uso debe moderarse y restringirse a la habitual en la cocina.
  • Las bebidas alcohólicas. El alcohol es un azúcar de muy fácil y rápida absorción que además de sus efectos nocivos sobre el hígado y ser un factor de riesgo de cáncer también contribuye al aumento de peso por lo que su consumo debe limitarse al clásico vaso de vino en las comidas.
  • El café. Aparte de sus efectos generales nocivos para el metabolismo, estimula el sistema nervioso central por lo que su uso debe limitarse y, en lo posible ser sustituido por descafeinados, manzanillas o infusiones de hierbas.

Principales propiedades de los omega 3

  • Prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.
  • Reducción de los triglicéridos.
  • Descenso de la presión sanguínea, sobre todo si se padece hipertensión.
  • Contribución al perfecto desarrollo del bebé antes y después del parto.
  • Alivio del dolor y la rigidez en casos de artritis reumatoide.
  • Mejora de la dermatitis seborreica infantil y de la dermatitis pañal.
  • Protección de los fumadores frente a la Enfermedad Pulmonar Crónica Obstructiva.
  • Reducción de la probabilidad de recaída en la Enfermedad de Crohn (inflamación crónica del tracto gastrointestinal y de otros órganos).

FACTORES DE RIESGO

Los cambios que se producen en la Pre y Menopausia, tienen que tenerse en cuenta en el aspecto dietético, puesto que pueden en algunos casos constituirse como factores de riesgo para la aparición de:

  • Osteoporosis
  • Obesidad
  • Dislipemias (Colesterol y Triglicéridos)
  • Hipertensión Arterial

PAUTAS A SEGUIR DURANTE EL PERIODO DE PRE- Y MENOPAUSIA

  1. Pautas Dietéticas
  2. Complementos Alimenticios tanto para el reemplazo hormonal como complementos ricos en Calcio, Magnesio, Minerales y Oligoelementos y Sustancias que facilitan la asimilación y la fijación del calcio y la regulación del balance ácido básico del organismo.
  3. Ejercicio Físico
  4. El Masaje Aromaterapéturico
  5. Apoyo Psicológico

PAUTAS DIETÉTICAS EN LA MENOPAUSIA

La alimentación es uno de los pilares básicos para la salud en esta etapa de la vida. Por una parte hemos de tener en cuenta que las hormonas se forman a partir de compuesto básicos que tienen que estar presentes en los alimentos que consumimos a diario, pero además hemos de considerar el aporte de nutrientes esenciales, como son el calcio, el magnesio y sustancias antioxidantes y los ácidos grasos esenciales.

La importancia de una alimentación equilibrada y rica en nutrientes esenciales es fundamental, pero además hemos de considerar que en esta etapa de la vida el metabolismo basal se hace más lento, lo que hace imprescindible la realización de una dieta baja en grasas y con un alto contenido en fibra, nutrientes esenciales (calcio, magnesio, vitaminas, minerales y oligoelementos) y un aporte proteico adecuado.

Por lo tanto deberíamos favorecer el consumo de alimentos por grupos.

CEREALES INTEGRALES

Los cereales integrales ó complementos se caracterizan por su riqueza en minerales y oligoelementos, presentes sobre todo en la cascarilla del cereal correspondiente, pero además constituyen un buen aporte de fibra, fundamental para el buen funcionamiento del tránsito intestinal y para favorecer un bajo nivel de colesterol y de glucosa en la sangre.

Así favorecer el consumo de cereales integrales supone un factor de protección frente a las hiperlipidemias (colesterol y triglicéridos), que protegen a su vez del riesgo del accidente cardiovascular.

Cereales: Trigo (Kamut*, Espelta*), centeno, arroz y sus variedades: basmati, basmati rojo, (salvaje), avena, cebada, maíz, quínoa real, trigo sarraceno, mijo.

*Espelta (Triticum dicoccum): variedad de trigo que se cultiva desde hace más de 7.000 años, considerada el origen de todas las variedades de trigo actual (no modificada genéticamente). Respecto al trigo común, la espelta tiene un mayor nivel de proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos. Además de un buen nivel de proteínas también contiene los ocho aminoácidos esenciales. Esto es muy interesante para las personas vegetarianas. Su buen aporte de magnesio, hierro, fósforo, vitamina E, vitamina B y betacaroteno la hacen muy nutritiva.

*Kamut: grano de trigo duro, originario del antiguo Egipto, responde a la especie Triticum tugimud.

LAS VERDURAS

Un buen aporte de verdura es fundamental en la dieta en esta etapa de la vida, puesto que por un lado contienen un elevado porcentaje de vitaminas, minerales y oligoelementos y por otro el aporte calórico que supone su consumo es muy bajo.

LAS ALGAS

Las algas son las verduras con un contenido más elevado en sales minerales y oligoelementos. Son ricas en yodo, hierro, cobalto, magnesio, calcio, fósforo y potasio.

El Calcio no está únicamente presente en la leche y derivados lácteos. De hecho el contenido en calcio de las Algas Marinas es muy elevado frente al calcio presente en los lácteos.

El consumo de Algas aporta el suficiente yodo para garantizar el equilibrio de las glándulas endocrinas. Con ellas introducimos también en la dieta oligoelementos como el zinc, imprescindible para la correcta secreción de la insulina; el hierro, fundamental para prevenir la anemia y el cobalto, el silicio, el calcio y el magnesio, necesarios para fortalecer los huesos, los tejidos periarticulares, las uñas y el cabello. Destacar también el contenido en selenio de las algas, oligoelemento de acción antioxidante.

Las algas son también fuente de fibras de tipo soluble, que ese caracterizan por la gran capacidad que poseen de absorber agua; factor que las indica especialmente para tener un tránsito intestinal adecuado y por su efecto saciante. Las algas son por ello un alimento ideal a introducir en las dietas de control de peso, puesto que además es una fuente de yodo, oligoelemento fundamental para la regulación de la glándula tiroides.

El contenido vitamínico de las algas es también importante, cabe destacar su contenido en Vitamina-B12 (que no encontramos presente en los vegetales terrestres).

Además las algas contienen un elevado porcentaje en clorofila, que activa las enzimas que intervienen en la asimilación de los nutrientes, incrementa la formación de la hemoglobina y aumenta el rendimiento muscular y nervioso.

Debido al elevado contenido en yodo de las algas, es necesario evitar su consumo en personas que tienen hipertiroidismo, ó sigan medicación y en caso de hipertensión por su contenido en sodio. En este último caso sí estarían recomendadas las algas de agua dulce (spirulina y chlorella).

Las algas contienen también un ácido particular. El ácido algínico, componente fundamental que contribuye a la eliminación de los metales pesados del organismo como el arsénico, plomo, mercurio, etc. Facilitan también la eliminación de las purinas procedentes de los productos de origen animal que consumimos.

LAS FRUTAS

Fuente excelente de vitaminas, minerales, oligoelementos y sustancias antioxidantes, como los flavonoides.

LAS CARNES

Su consumo debe ajustarse a las necesidades proteicas diarias. La carne no debe predominar en una comida, puesto que nuestro objetivo es realizar una dieta pobre en grasas saturadas. Es preferible dar preferencia el consumo de pescado puesto que posee un efecto protector del sistema cardiovascular, debido al tipo de ácidos grasos esenciales que contiene. Favorecer también el consumo de proteína vegetal, preferentemente en soja y sus derivados (tofu, seitán, bebida de soja y yogures de soja etc.).

LOS LÁCTEOS: La leche, El yogur y el Queso

Los productos lácteos: derivados  recomiendo la leche de almendra, avena, soja. Recordar que las algas contienen 15 veces más calcio que la leche y que el calcio y lo encontramos también en las semillas como el sésamo y los frutos secos.

LOS HUEVOS

Son ricos en proteínas de muy buena calidad, siempre que sean ecológicos

LA VITAMINA E NATURAL

En las mujeres parece tener un efecto estabilizador sobre los niveles de estrógenos. Una dosis adecuada puede amortiguar los flujos y reflujos hormonales durante la menopausia, aliviando los calores, el nerviosismo, la fatiga, el insomnio, los mareos, las palpitaciones.

Está presente en los aceites vegetales vírgenes (de 1ª presión en frió) y semillas como el aceite de onagra, borraja y germen de trigo.

MINIMIZAR Ó SUPRIMIR EL CONSUMO DE AZÚCAR BLANCO REFINADO

El consumo de azúcar acidifica los líquidos fisiológicos, lo que produce una tendencia a la descalcificación, puesto que la principal sustancia neutralizadora de esa acidez es el Calcio, que se libera del hueso, en esas condiciones.

EL AGUA

Ingerir al menos 2 litros de agua por día, para hidratar los órganos y la piel y mejorar el funcionamiento hormonal.

CAFÉ, TABACO, ALCOHOL.

Disminuir y en lo posible suprimir el consumo de café, tabaco y alcohol.

COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Para el reemplazo hormonal

Las isoflavonas de la soja y la disgenina del ñame salvaje mejicano pueden aportar a nuestro organismo estrógenos y progesterona de una forma natural.

Salvia en comprimidos y/ o melissa en composor.

Ca+Mg: para ayudar al nivel óseo.

Vitamina E (d-alfa tocoferol)

Omegas 3-6-9: epa-dha, o bien un complejo integrador.

Borraja y onagra

http://gineblog.lacoctelera.net/post/2008/05/16/estare-entrando-la-menopausia

Comentarios

You must be conectado como to post a comment.