Organiza tu propio brunch en casa

Por supuesto, sin gluten y sin lactosa!

  

Si estás de vacaciones cualquier día es “fin de semana”. No tienes prisa para levantarte y puedes realizar todo lo que durante el resto del año no ves el momento. Son días perfectos para hacer planes con tus amigos y familia. Te sugerimos uno: ¿Por qué no invitarles a casa a tomar un brunch?

Sí, el tan famoso y de moda “brunch”. Para los que todavía no estén familiarizados con el término, se trata de una mezcla entre desayuno y almuerzo creado para esa clase de días en los que te levantas muy tarde para desayunar pero muy pronto para directamente comer.

 

¿En qué consiste un brunch?

Es una comida compuesta por alimentos de desayuno y que también cuenta con alimentos más consistentes, propios del almuerzo.

Es una práctica que proviene de Inglaterra. En sus orígenes el menú era el típico desayuno inglés   a base de huevos, tostadas, bacón, salchichas y judías, pero, en la actualidad pocos de estos productos se siguen incluyendo y se sustituyen por platos más innovadores y actuales. Los locales más trendy captan a los adeptos al brunch a base de creatividad. Así pues, hay libertad total para añadir lo que te apetezca al menú!

Lo mejor… que puedes hacerlo en un amplio intervalo de tiempo, entre las 11 de la mañana y las 2 de la tarde, y que juntas dos comidas en una, cocinando menos!

  

Te damos algunas ideas para tu brunch:

No pueden faltar los lácteos, la fruta y el pan. Por supuesto, sobra decir que si eres intolerante a la leche, sustituye los lácteos por leches vegetales de soja, arroz, almendras, avellanas o de coco. Y para el pan, sin gluten en caso de celiaquía. En cuanto a los alimentos propios del almuerzo, piensa en incluir verduras, carne y los nutrientes básicos. Pero recuerda que es una comida desenfadada, es recomendable que los alimentos sean ligeros y fáciles de comer, así que no te compliques la vida con guisos, asados….

Nuestra sugerencia de menú para que sea aplaudido por todos tus invitados:

 

Receta de los huevos Benedictine para celíacos y alérgicos a la leche y la lactosa.

Ingredientes:

 Aviso!

  • Para fenilcetonuria, en cuanto al huevo y salsa holandesa es muy importante que controles la ración de estos y tomarlo de manera puntual. Para evitar cualquier complicación consulta siempre a tu nutricionista o médico.
  • Para celíacos, comprueba que el vinagre, si no es de Jerez, no sea de malta porque en tal caso procede de la cebada.

Pasos:

Escalfar los huevos con 1 l. de agua, 25 g de sal y 100 g de vinagre de Jerez. Poner a calentar y mantener sin hervir a unos 80º C. Cascar los huevos y dejar que se envuelvan en su clara y que la yema quede liquida.

Para gratinar hay que hacer una crema holandesa. Para ello se montan con varilla al baño maría las yemas salpimentadas y con unas gotas de vinagre y se monta con la mantequilla fluida y clarificada.

Tostar el pan que tenga la forma del huevo escalfado, colocarlo encima, cubrir con la crema holandesa y gratinar.

 

Receta de los rollitos de espárragos trigueros, beicon y queso – sin gluten, sin lactosa:

En este enlace te pasamos la fuente original de la receta que hemos adaptado con ingredientes aptos para celíacos y alérgicos a la lactosa.

Ingredientes:

  • Un manojo de espárragos trigueros (2 por rollito)
  • Lonchas de beicon sin alérgenos (1 por rollito). Te recomendamos la marca Biobardales que elabora todos sus productos sin alérgenos
  • Queso Emmental (24 gr. por rollito)
  • Masa de hojaldre sin gluten. Corta un círculo con un vaso del diámetro que tú quieras

Pasos:

Enrollamos los espárragos de dos en dos con lonchas de beicon, tratando de que el beicon no quede muy concentrado en el centro. Los atravesamos con palillos y los pasamos por la sartén para que los espárragos suelten un poco de agua y el beicon quede más crujiente.

Lo apoyamos sobre la oblea de masa para empanadillas y añadimos el queso.

Los cerramos y los pintamos con huevo batido, que ayudará a que no se abran en el horno y además les dará un dorado más apetecible. Los colocamos en la bandeja del horno y horneamos 12 minutos a 200ºC.

Como puedes ver, son recetas sencillas, rápidas y ¡riquísimas!

  

¿Y de beber?

En un brunch no puede faltar té, café, un zumo o incluso algún refresco. Y para los más atrevidos, los cócteles. El cóctel por excelencia del Bruch es el Bloody Mary.

En este enlace os pasamos una receta de Bloody Mary. Si eres celíaco prescinde de la salsa Worcester porque no es apta para celíacos. Y para tu información, el tabasco no tiene gluten, son chiles rojos, vinagre y sal macerados en barricas y luego triturados.

Pero si quieres ir más allá, prepara algo menos conocido como la White Sangría Sparkler, muy refrescante, veraniega y diferente.

 

Receta de White Sangría Sparkler

La White Sangría Sparkler, o lo que viene siendo una “Sangría burbujeante”, es una bebida muy refrescante y baja en calorías. 

Ingredientes:

  • 1 o 2 botellas de vino blanco. Se recomienda una de sauvignon blanco y otra de verdejo.
  • 2 melocotones cortados en rodajas
  • 2 vasos aprox. de frambuesas
  • 2 kiwis
  • algunas ramitas de menta
  • edulcorantes naturales. Puedes usar Stevia, una planta edulcorante sin glucosa.

Pasos:

La receta es muy sencilla. Empieza localizando una jarra con suficiente capacidad para las cantidades de vino que vayas a utilizar y un poco más porque recuerda que hay que añadirle las frutas.

Vierte el vino en la jarra y añade la fruta troceada, la menta y un chorrito de edulcorante, hasta que alcance el dulzor que deseas.

Deja reposar la mezcla al menos una hora en la nevera para que los sabores cojan cuerpo e impregnen el vino.

Para hacer la bebida más refrescante y alegre la vista, puedes congelar algunos trocitos de fruta y echarlos justo antes de servirla, la fruta actúa como si fuese hielo y evitarás que se aclare la bebida.

Puedes preparar también smoothies de frutas para los que no les guste el alcohol y para los niños.

 

Receta de smoothie de frambuesas y moras – sin gluten, sin lactosa.

 

 

Un smoothie es un batido de yogurt o leche y frutas licuadas. En este enlace os pasamos la fuente original de la receta que hemos variado ligeramente.

Ingredientes:

Pasos:

Coloca en la licuadora una, dos o más frutas, lo licuas bien y le añades el yogurt. También puedes sustituir el yogurt por plátano y guardarlo en frío una horita para no perder la textura cremosa que lo caracteriza.

 

Nada más,

Como ves, el brunch es una excelente alternativa a los planes habituales del fin de semana con amigos. Disfrutad de una agradable comida con platos equilibrados y sanos y perfectamente adaptables a dietas sin gluten y sin lactosa.

Tags: , , , , , , ,

Comentarios

You must be conectado como to post a comment.